Grecia podría formalmente buscar ayuda financiera de la Unión Europea si los costes de sus préstamos no caen pronunciadamente en las próximas semanas, y si eso no funciona, buscará la ayuda del Fondo Monetario Internacional, afirmaron funcionarios del Gobierno. La elevada prima que los inversores cobran ahora por los bonos griegos es "simplemente insostenible" y debe reducirse en las próximas seis a ocho semanas, dijo un funcionario a Dow Jones Newswires el miércoles.