El primer ministro británico, Gordon Brown, aboga por un acuerdo internacional sobre las pagas y las primas que reciben los banqueros, que le gustaría ver aprobado en la próxima cumbre del G20, que se celebra el 2 de abril, en Londres. Ello formaría parte del "nuevo acuerdo global" que propone el líder laborista para hacer frente a la crisis financiera internacional. La propuesta, que hará hoy Brown en un discurso durante la conferencia que celebra el Partido Nacionalista escocés en Dundee, es adelantada por la BBC. Es la primera vez que Brown, que defiende la adopción de medidas a escala global para atacar la crisis, propone un acuerdo sobre las pagas de los banqueros. Brown critica que la remuneración de los banqueros se haya basado hasta ahora en objetivos a corto plazo en lugar de en el interés a largo plazo de los clientes y de los propios bancos.