Google sacará todos los libros europeos que se encuentran actualmente en el mercado derivados de un acuerdo estadounidense para digitalizar y vender títulos por Internet que están agotados en Estados Unidos. Por tanto, la empresa tendrá que negociar acuerdos con las editoriales y autores europeos para los catálogos y títulos de la categoría en cuestión.