El presidente del Grupo Marsans, Gonzalo Pascual, anunció hoy que esta misma mañana denunciará a la Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA) por la medida "injusta y desproporcionada" que ha tomado de retirar al Grupo la licencia para la venta de billetes de avión, licencia que sólo podrá recuperar con un aval de 20 millones de euros. Pascual, en declaraciones a RNE, denunció que la IATA ha adoptado esta decisión "sin motivo", porque Marsans siempre ha pagado "en tiempo y forma", e insistió en que la medida tomada por la IATA ha sido "injusta y precipitada", por lo que presentará una denuncia en las próximas horas.