Goldman Sachs sube el precio objetivo de Acerinox 11.60 euros desde los 9.70 euros  y mantiene su recomendación de vender por cuestiones de valoración y de sostenibilidad de los precios energéticos. Añade que el grupo tiene una comparación desfavorable frente a las compañías de acero al carbón.