Antes de la apertura del mercado americano Goldman Sachs ha desfilado por la pasarela de presentación de resutados empresariales con una scuentas mejores de lo previsto.

El banco de inversión, ganó 3,92 dólares por acción en el primer trimestre, frente a los 1,56 dólares que se embolsó en el mismo período del año anterior. Esta cifra supera las expectativas de los analistas de FactSet que apuntaban a un BPA de 3,52 dólares. En cambio, los ingresos han caído hasta los 9.950 millones de dólares frente a los 11.890 del primer trimestre de 2011. El banco ha anunciado que elevará su dividendo hasta los 46 centavos por acción en el primer trimestre.

Los inversores no hacen una buena lectura de estas cuentas y las acciones ceden un 1,47%.