Mazazo de Goldman Sachs a la banca europea y por extensión a la española que cotiza en la jornada de este viernes con importantes descensos. El banco de inversión estadounidense centra sus críticas especialmente en dos valores: Santander y Bankinter que reciben con descensos del 4,30% y del 6,31% este informe. En concreto, Goldman Sachs, rebaja la recomendación sobre las acciones de la entidad cántabra de comprar a neutral y su precio objetivo de 15,9 a 13,8 euros. Además, recorta la nota de Bankinter de neutral a vender con el precio objetivo a 12 meses cayendo de 11,4 a 7 euros, mientras que Sabadell sigue en la lista Conviction Sell, con un precio objetivo de 4,7 euros por título.
Sin la referencia de Estados Unidos, cerrado hoy por la festividad del Día de la Independencia, la banca europea sufre en el día de hoy un mal informe del banco de inversión estadounidense Goldman Sachs. La entidad americana considera que los bancos europeos siguen viéndose acuciados por la posibildiad de nuevas ampliaciones de capital y no descarta que puedan verse obligados a realizar una ampliación de capital por 60.000 millones de euros adicionales. Además, Goldman cree que las acciones de los bancos europeos siguen viéndose acuciadas por la posibilidad de nuevas ampliaciones de capital, el endurecimiento de los requisitos de capital y un bache más severo en el ciclo de crédito, por lo que rebaja las estimaciones de beneficios para más de 40 bancos en Europa en el periodo 2008-2010. Además, Goldman cree que el sector bancario podría tener que ampliar capital en 60.000 millones más, o incluso en más de 90.000 millones de euros si las pérdidas provocadas por el cambio de ciclo crediticio son similares a las de principios de los noventa. Ante este panorama, la corriente vendedora se ceba con la banca española y europea. Al cierre, el Santander cayó un 4.30% hasta los 11.34 euros, Bankinter cedió un 6,31% hasta los 6,68 euros, BBVA se dejó un 2,93% hasta los 11,94 euros, Sabadell perdió un 2,42% hasta los 5,24 euros, Popular recortó un 3,92% hasta los 8,08 euros mientras que Banesto operó con un recorte del 4,98% hasta los 9,55 euros.