El banco de inversiones Goldman Sachs registró una ganancia de cerca de 4.000 millones de dólares en su ejercicio terminado en noviembre, tras haber apostado que los bonos vinculados a créditos hipotecarios de riesgo perderían valor, publicó el viernes el Wall Street Journal.
La crisis del mercado de 'subprime', que fue una verdadera catástrofe para la mayoría de los bancos estadounidenses, generó en Goldman Sachs 'una de las mayores oportunidades de ganancias jamás vistos por el sector de corretaje desde hace varios años', recordó el diario citando 'fuentes cercanas a las finanzas del grupo'. La apuesta contra los negocios 'subprime' ha permitido largamente cubrir las depreciaciones de activos, del orden de 1.500 a 2.000 millones de dólares, a los que el banco tuvo que proceder, como varios de sus rivales. Es probable que Goldman Sachs anuncie el martes, en la presentación de sus resultados anuales, un beneficio neto récord del orden de 11.000 millones de dólares, según las estimaciones de analistas citados por el diario neoyorquino.