El Consejo de Ministros impuso hoy a Repsol YPF una sanción de 583.044 euros por el incumplimiento de las condiciones de autorización de vertidos en su planta de Puertollano, en Ciudad Real. Además de la sanción, el Gobierno obliga a la petrolera a pagar 87.457 euros en concepto de indemnizaciones por los daños causados por el vertido al dominio público hidráulico.