El Gobierno ha revocado sendas resoluciones dictadas por el Ministerio de Industria sobre los recursos de alzada formulados por E.ON en noviembre de 2006 y Acciona y Enel en octubre de 2007 contra las decisiones de la Comisión Nacional de la Energía (CNE) autorizando con condiciones la entrada de estas empresas en el capital de Endesa.  El Ejecutivo ha adoptado esta decisión en cumplimiento de la Sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea del 17 de julio de 2008, que considera incompatible con la legislación comunitaria las competencias del organismo regulador de la energía sobre control de concentraciones.