Las ventas de autos en Estados Unidos han regresado a los niveles deprimidos observados antes de la implementación del plan de incentivo del Gobierno "dinero por autos viejos", dijo el martes el jefe de marketing de General Motors. El vicepresidente del directorio de GM, Bob Lutz, predijo que las ventas alcanzarán en septiembre una tasa anualizada entre el extremo superior de los 9 millones y el extremo inferior de los 10 millones, rango muy inferior a los de hace un año.