El grupo General Motors y la compañía canadiense Magna firmarán de forma inminente el acuerdo para la venta de Opel, al margen del resultado de las negociaciones que mantienen representantes de Magna, del Gobierno aragonés, del Ministerio de Industria y de los sindicatos sobre el plan industrial para la planta zaragozana de Figueruelas. Diversas fuentes dan por hecho que el acuerdo se firmará hoy mismo o mañana, después de que el propio consejero delegado de Magna, Firtz Henderson, y el presidente del comité europeo de Opel, Klaus Franz, dieran a entender que la rúbrica se estamparía esta semana con toda probabilidad.