El grupo automovilístico estadounidense General Motors prevé cerrar el presente ejercicio con un incremento del 50% de sus matriculaciones en el mercado chino, mientras que para el 2010 el aumento estimado se sitúa entre el 10% y el 15%, según informó hoy el presidente de la compañía en China, Kevin Wale. Wale, que hizo estas declaraciones en el Salón del Automóvil de Guangzhou, señaló que la corporación automovilística acumula un volumen de entregas de 1,5 millones de unidades en el mercado chino desde principios de año.