El grupo General Motors está dispuesto a modificar su relación accionarial con Opel, en la que actualmente controla el 100% del capital, hasta reducir su presencia a una participación minoritaria, según el presidente de General Motors Europe, Carl-Peter Forster. El máximo responsable de General Motors en Europa realizó estas declaraciones con motivo de la visita de la canciller alemana a las instalaciones de la firma Opel en Ruesselsheim, donde se ubica su cuartel general. Forster anunció que hará todo lo posible para que las ayudas públicas de 3.300 millones solicitadas por Opel se articulen de forma transparente, y garantizó que la marca alemana tendrá pleno "acceso" a las patentes de General Motors.