La compañía patrimonialista francesa Gecina (GFC.FR) perdió 510 millones de euros en el primer semestre, frente a un beneficio de 163,1 millones en el mismo periodo de 2008, un deterioro que se explica esencialmente por la devaluación de sus activos.