Los gastos de los estadounidenses experimentaron un repunte en octubre, luego que sus ingresos aumentaran levemente más de lo esperado y la inflación se mantuviera baja, lo que representa un buen augurio para el crecimiento económico del cuarto trimestre. Los gastos personales aumentaron un 0,7% en octubre frente al mes previo, cuando descendieron un 0,6%, informó el miércoles el Departamento de Comercio.