La compañía española Gas Natural Fenosa (GNF) ha alcanzado un acuerdo que le permitirá entrar en el sector del gas no convencional.
La compañía española entrará con la reserva del suministro de al menos 1.500 millones de metros cúbicos anuales (1,5 bcm) en una planta de la empresa Cheniere, situada entre Texas y Luisiana (EEUU).

"Estados Unidos ha revolucionado el sector con el desarrollo del gas no convencional. Con este memorando de entendimiento nos garantizamos la compra a largo plazo de un suministro que puede ascender a 2 bcm en uno de los primeros intentos de sacar gas de ese país", explicó el consejero delegado de GNF, Rafael Villaseca.