Los créditos fiscales para la industria manufacturera de energías limpias por 2.300 millones de dólares anunciados el viernes en Estados Unidos son una noticia positiva para Gamesa, dice BPI, porque representan un importante incentivo para los fabricantes en un contexto de desplome de la demanda. El banco señala que EEUU representó en los nueve primeros meses de 2009 el 17% de las ventas de Gamesa, que tiene una capacidad instalada en dicho país de 1.100 MW eólicos. BPI recomienda mantener los títulos de Gamesa con un precio objetivo de 17,4 euros.