Quimera de amor para Gamesa en 2012. Su romance con el Ibex 35 no hace sino causarle disgusto tras disgusto y ya ni una OPA sobre su directa rival, Vestas, eleva sus expectativas de cotización. El gafe de la compañía de aerogeneradores llega a tal punto que una de sus participadas, la tecnológica N2S, ha decidido cancelar sus planes en Argentina a la vista del conflicto diplomático. Gamesa vale más que el precio de saldo al que se encuentra en bolsa, pero ¿se acercará más a su precio objetivo o se dejará llevar por los bajos suelos? Y más aún, ¿qué pasa en este sector para que Fersa siga sus pasos?

Cambio de aires en la energía eólica. Las antigüas promesas se han convertido en llanto sólo unos años más tarde y nadie da un duro por las compañías del sector. Gamesa y Fersa ocupan la actualidad en los últimos por dos operaciones corporativas de calado, aunque con diferente incidencia. De un lado, el Consejo de Administración de Fersa rechaza de plano la OPA hostil lanzada por Greentech a 0,40 euros por acción con un descuento del 8% respecto a la cotización actual -en 0,46 euros-. “Mal presagio”, afirma Roberto Moro, de Apta Negocios, que anima a “deshacer posiciones” por debajo de 0,445.

FERSA HISTÓRICO, MERCADO CONTINUO


Al otro lado se encuentra Gamesa y la repercusión indirecta que supuso esta semana el supuesto interés de dos fabricantes chinos de turbinas eólicas (Xinjiang Goldwind Science & Technology Co y Sinovel Wind Group) por su rival danesa, Vestas. No obstante, el rebote de aquel día ya desapareció y mantiene la tendencia bajista a falta de sorpresa. Alejandro Martín, subdirector en España de Hanseatic Brokerhouse, sólo considera “un intento especulativo si se condiciona que no pierda los 2,19 euros.”


¿Vuelta a mínimos históricos?
Gamesa es la compañía de aerogeneradores que ha pillado más dedos en el mercado nacional y eso a pesar de que, según Moro, es el valor que “mejor comportamiento está teniendo en el Ibex 35 esta semana”. No obstante, la curva a la baja y sin frenos se mantendrá hasta que no logre superar “los 3 euros en precios de cierre”.

Con un PER para este 2012 de 15,87 y un BPA de 0,14 actualmente, Gamesa se ha dejado en bolsa un 65% en el último año y cerca de la mitad en lo que llevamos de 2012. Desde su máximo histórico visto casi en los 35 euros, ahora tan sólo presenta como “referencia” los mínimos de estos últimos días, según Luis Lorenzo, analista de Dif Broker.

Si bien es cierto que el negocio de las energías renovables es, en principio, prometedor y contando con una cada vez superior internacionalización de la compañía, Gamesa se enfrenta a cambios regulatorios en nuestro país que no invitan precisamente al optimismo. Aún así, su valor sobre fundamentales está “por encima” de su precio de cotización actual, tal y como asegura el director de Atlas Capital, Álvaro Blasco, que ve a Gamesa más allá de “los 4 euros, aunque no será en este ejercicio”. El analista considera que cuando “el marco (legislativo) quede bien fijado, no hará otra cosa que subir”. Eso será en el futuro...de momento, la última recomendación de una casa de análisis ha corrido por cuenta de Crédit Suisse que otorga a la compañía de aerogeneradores un precio objetivo de 2,5 euros mantiendo su apuesta neutral.

GAMESA (2007/2012)


El recorrido bursátil de Gamesa no especialmente novedoso. David Galán, director de Renta Variable de Bolsa General, se atreve incluso a levantar los fantasmas. Compara a Gamesa con Sacyr Vallehermoso -farolillo rojo del Ibex por antonomasia- debido a que son dos de los valores que más se han dejado por el camino en el último quinquenio.

Entre finales del año 2007 y principios de 2008, “el valor avisa de un cambio de tendencia bajista encontrando resistencia en niveles de 35 euros”, recuerda el analista y es ahí donde comienza la penitencia para la eólica.

La pérdida de los 20,30 euros fue el segundo punto de inflexión hacia la caída en picado “con objetivo en una figura de doble techo en 6 euros”. El rebote llegó “durante todo el 2009 y 2010” tras los cuales “ volvió a proyectar una estructura bajista con un primer impulso y rebote al 50% de Fibonacci” para dar lugar a un tercer movimiento a la baja.

2011 y 2012 no iban a ser menos en su recorrido hacia los lodos del Ibex 35. Este próximo mes, de hecho, la Comisión Nacional del Mercado de Valores podría decidir la salida de la compañía del selectivo nacional debido a la pérdida de capitalización. Actualmente, señala Galán el valor está intentando desarrollar un rebote y parece haber roto un rango lateral entre 2,21 y 2,32, con lo que abriría un escenario de rebote hacia los 2,43 euros”. ¿Escaso recorrido para albergar esperanzas? No, si a lo que han venido es a jugar y Gamesa es un valor de aquellos 'sólo apto para cardíacos'.