El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, ha destacado hoy la "gran fortaleza" de la compañía en el escenario económico actual y su "gran seguridad" de cara al futuro, aunque ha dicho que la eléctrica tiene que adaptarse, modificar sus prioridades y asumir nuevos retos para ser "aún más fuertes". Sánchez Galán se ha reunido esta mañana con más de 250 directivos de Iberdrola en el Museo Guggenheim de Bilbao, en el tradicional encuentro que se celebra antes de la Junta General de Accionistas, convocada para mañana en la capital vizcaína.
A la reunión, según ha informado Iberdrola en un comunicado, han asistido ejecutivos de los más de 15 países donde opera la eléctrica, entre los que han estado directivos de la compañía americana Energy East, la escocesa ScottishPower, así como de México, Brasil, Polonia y Grecia.