Los contratos a futuro sobre las acciones en Estados Unidos caían el miércoles en una sesión que incluye los resultados de empresas como Boeing y Anheuser-Busch mientras que el petróleo y el euro se alejaban de sus máximos récord. Tras subir temprano, los contratos a futuro sobre el S&P 500 caían 4 puntos a 1376, los futuros sobre el Nasdaq 100 descendían 2 puntos a 1892 y los del Promedio Industrial Dow Jones retrocedían 17 puntos a 12719. El martes, los principales índices bursátiles estadounidenses concluyeron la sesión en territorio negativo, afectados por varios informes débiles de resultados corporativos, un informe sobre las ventas de viviendas y el ascenso en los precios del crudo a máximos históricos.
El Promedio Industrial Dow Jones cayó 104,71 puntos a 12720,31, el índice Standard & Poor's 500 retrocedió 12,22 a 1375,95 y el Índice Compuesto Nasdaq perdió 31,10 puntos a 2376,94. Antes de la publicación de los datos semanales de inventarios, el petróleo caía 61 centavos a US$117,46 el barril. En tanto, los futuros del oro perdían 80 centavos a US$921,50 la onza. El dólar se fortalecía frente a la mayoría de sus rivales, incluyendo al yen japonés, tras caer el martes a un mínimo récord frente al euro. Los rendimientos de las notas del Tesoro de Estados Unidos a 10 años subían al 3,71%. Boeing inició la entrega de resultados del día. La fabricante de aviones informó que registró una ganancia neta de US$1.210 millones, o US$1,62 por acción, frente a los US$877 millones, o US$1,13 por acción, de un año antes. Anheuser Busch también informará sus resultados el miércoles, mientras que Apple lo hará tras el cierre de la sesión. Ambac Financial, la aseguradora de bonos, obtuvo una pérdida de US$1.660 millones, mientras que WellPoint redujo sus proyecciones de ganancias por segunda ocasión este año. En transacciones antes de la apertura del mercado, las acciones de Ambac perdían un 8%. Entre los mercados bursátiles de Asia, el índice Nikkei 225 de Tokio cerró el miércoles con un alza de 31,34 puntos, o un 0,2%, a 13.579,16. El índice compuesto de Shanghai, que sigue el desempeño de las acciones A y B, terminó con un fuerte avance del 4,2%, o 130,54 puntos, a 3.278,33, mientras que el índice Hang Seng de Hong Kong ascendió 350,09 puntos, o un 1,4%, para cerrar en 25.289,24.