El fabricante japonés de automóviles Fuji Heavy Industries, matriz de Subaru, cerró el primer trimestre del año fiscal 2009-2010 (de abril a junio) con unas pérdidas netas de 19.300 millones de yenes (144,2 millones de euros al cambio actual), en comparación con los 1.400 millones de yenes (10,4 millones de euros) de beneficio obtenidos en el mismo periodo de 2008, informó hoy la empresa.