Continúa el impulso a la baja que comenzó en 6.084, nivel próximo al máximo anual y resistencia clave de mercado establecido en 6.105.

El movimiento viene acompañado por la activación de señal de venta en el indicador MACD y un cruce a la baja de las medias móviles de largo plazo, 40 y 200 sesiones. De esta forma, tras varios meses de movimiento lateral la tendencia alcista de fondo o primaria comienza a mostrar signos de debilidad.

En este contexto consideramos que el riesgo a corto plazo reside en una vuelta a la base del movimiento lateral que se encuentra comprendida entre 5.644 y 5.591.

Mantendremos este escenario mientras el precio no desactive las señales de venta con una recuperación a cierre de 5.911. Por la parte inferior podríamos estar asistiendo a un pull back al anterior soporte y actual resistencia situado en 5.789.

FTSE-100 en gráfico diario