El Gobierno francés revisará a la baja antes de las reuniones del Eurogrupo y el Ecofín de junio las previsiones de crecimiento de la economía gala para 2009, que podría llegar a contraerse un 3%, tal y como pronostican las organizaciones internacionales. Además, augura un mal dato del PIB en el primer trimestre del año, según adelanta la ministra francesa de Economía, Christine Lagarde, en una entrevista al diario 'Le Monde'. "La cifra de crecimiento del primer trimestre de 2009 será sin duda mala y mostrará, como la del del cuarto trimestre de 2008, el choque extremadamente brutal al que nos enfrentamos desde el otoño", señala Lagarde, quien recuerda que el primer ministro, François Fillon, habló una contracción del 2,5% pero que organizaciones como el FMI o la OCDE trabajan con la hipótesis de que podría llegar incluso al 3%.