France Telecom se comprometió el miércoles en su nuevo plan estratégico a preservar la generación de flujo de efectivo, mantener los pagos de dividendos y controlar las inversiones frente al difícil escenario económico. El tercer mayor operador de telecomunicaciones de Europa en términos de valor de mercado no fijó una meta de ingresos para el 2009, pero dijo que está preparado para mantener e incrementar sus participaciones de mercado. Además, anunció un incremento de un 7,7 por ciento del dividendo tras reportar ganancias del 2008 en línea con lo esperado por el mercado. "Al igual que en 2008, se espera que el desarrollo de ingresos (del 2009) supere el cambio promedio del producto interno bruto de todo el grupo", indicó en un comunicado
.