Las acciones de Fortis y Barclays registraban un fuerte descenso, arrastradas por el rumor de que habrían pedido financiación de emergencia al Banco de Inglaterra, en una jornada en la que han vuelto a cobrar fuerza los temores al impacto que pueda tener la crisis de las hipotecas subprime o de alto riesgo en EEUU. Barclays registraba una caída del 5,24% hasta 5,42 libras, debido al temor a su exposición a la crisis subprime, y por la supuesta petición de financiación al Banco de Inglaterra. En cuanto a Fortis, sus acciones caían un 4,79% hasta 20,29 euros en Amsterdam.
No obstante, Merrill Lynch no cree ciertos los rumores y señala que se trata de una tendencia de ventas en un mercado nervioso. Hoy el Banco de Inglaterra ha confirmado que no ha recibido peticiones de financiación de emergencia de ningún banco. En cuanto a Fortis, sus acciones caían un 4,79% hasta 20,29 euros en Amsterdam. Un agente holandés señala que el banco belga-holandés cotizaba a la baja por el rumor de que ha pedido financiación de emergencia al banco de Inglaterra, pero analistas consultados restan credibilidad a estas especulaciones. 'Creo que es (el rumor) un poco extraño y aunque sea verdad no quiere decir que Fortis tenga problemas serios, comenta un analista. Este analista señala que Fortis tiene efectivo de sobra, como muchos bancos belgas, gracias al elevado nivel de ahorros en Bélgica, por lo que, en lugar de conceder préstamos, tiene que invertir sus fondos. Otros analistas han sugerido que sería extraño que Fortis acudiera al Banco de Inglaterra en busca de liquidez en lugar del BCE, mientras que Ivan Lathouders, del Bank Degroof, señala que en términos de liquidez Fortis no es un problema. Según otros agentes el principal motivo del descenso de Fortis se debe a la rebaja de recomendación de UBS Securities, que le rebajó la nota de 'comprar' a 'vender' y el precio objetivo de 33 a 18 euros, señalando que aunque el valor parece barato, le preocupa la elevada exposición al riesgo del balance de Fortis en el caso de que se produzca un agravamiento de la crisis.