El banco belga holandés Fortis registró un beneficio de 830 millones de euros durante el segundo trimestre del año, lo que supone un 49% menos respecto a igual periodo de un año antes, cuando ganó 1.620 millones de euros. Sin embargo, estas cifras están ligeramente por encima de las previsiones de los analistas que auguraban un beneficio de 692 millones de euros.