El banco asegurador belga-holandés Fortis ha anunciado que su beneficio neto fue menor del previsto en el primer trimestre ya que se vio obligado a asumir una rebaja de valor contable de 380 millones de euros después de impuestos debido a la crisis financiera. El beneficio neto descendió un 31% a 808 millones frente a 1.170 millones en el mismo periodo del año anterior. Los analistas esperaban prácticamente la misma cifra alcanzada en el mismo periodo del año pasado.
El beneficio neto de la filial de banca de Fortis cayó un 20% a 721 millones de euros, mientras que su filial de seguros presentó una caída de su beneficio neto del 38% hasta 219 millones. El beneficio por acción en el primer trimestre fue de 0,37, un 51% menos que los 0,76 del mismo periodo del año pasado. Las operaciones de ABN Amro compradas por Fortis contribuyeron con 319 millones al beneficio neto en su filial de banca durante los tres primeros meses del año. En los últimos doce meses, los títulos de Fortis han perdido casi la mitad de su valor por el castigo sufrido por las acciones financieras como consecuencia de la crisis crediticia.