Ford Motor y la empresa Geely están preparando para esta semana un informe de sus progresos en las negociaciones para la venta de la unidad Volvo a la automotriz China, dijeron dos personas con conocimiento directo del asunto. Ambas partes esperan cerrar la venta de la marca automotriz sueca a comienzos del 2010.
El inusual reporte de avance sobre las negociaciones a puerta cerrada intenta ayudar a que Geely cierre el financiamiento y a acelerar la aprobación del Gobierno chino, al enviar una señal de que ambas partes están cerrando el acuerdo, según personas, quienes dijeron que no estaban autorizadas para informar de las conversaciones.

Una de las cuestiones pendientes en la discusión entre Ford y Geely es cómo tratar la propiedad intelectual que la automotriz estadounidense transferirá con la venta de Volvo, dijeron las fuentes.

El presidente de Ford, Alan Mulally, había dicho la semana pasada que las conversaciones "avanzaban bien" y que Ford esperaba hacer un anuncio pronto.