For ha confiemado que Volvo no está a la venta, con lo que pone fin a las especulaciones sobre la venta de su filial sueca. Ford compró Volvo en 1999 por 6.450 millones de dólares y los rumores sobre una posible venta surgieron después de que Ford anunciara que estaba llevando a cabo un reposicionamiento en las firmas Jaguar y Land Rover, parte del Premier Automotive Group al que pertenece Volvo.