Ford Motor  confirmó el miércoles que ha mantenido "conversaciones preliminares" con varios interesados en comprar Volvo Cars, su filial sueca, aunque no desveló el nombre de ninguno de ellos ni concretó de cuántos se trata. La compañía aclaró que aunque estas negociaciones podrían concluir en la venta de su filial, aún no se tomado ninguna decisión al respecto y el proceso podría durar algo de tiempo. El objetivo de una eventual venta es permitir a Ford concentrarse en su estrategia One Ford, y permitir a Volvo tener la tecnología y la estructura de inversión necesarias para seguir adelante, explicó la compañía.