El Fondo Monetario Internacional planea ampliar su red de acreedores, mientras que China, India, Brasil y Rusia -los países BRIC- participaron el martes en una reunión para analizar la expansión de un programa a través del cual los países miembro otorgan créditos a la institución. Los poderosos mercados emergentes están entre los 13 países considerados para unirse al programa, lo que impulsará los fondos disponibles a través de él a 600.000 millones de dólares.