El FMI recomendó a los gobiernos que empiecen a preparar programas de estímulo fiscal para 2010, porque la crisis será más larga que lo anticipado, al tiempo que les urgió a tomar más medidas para sanear las cuentas de los bancos. "Va a llevar mucho tiempo hasta que el crecimiento potencial vuelva al nivel normal, así que tenemos que pensar en que los impulsos fiscales duren bastante", alertó en una rueda de prensa Olivier Blanchard, el economista jefe del Fondo Monetario Internacional (FMI).