No hace más que reafirmar la decisión de Standard & Poors cuando hizo temblar las bolsas de medio mundo al rebajar la perspectiva sobre la deuda estadounidense a "negativa" ante las dificultades que muestran las autoridades para alcanzar un acuerdo.

El jefe economista del Fondo Monetario Internacional (FMI), Olivier Blanchard, asegura que "hay razones para estar preocupados" ante la inexistencia de medidas "creíbles" por parte del gobierno de Obama para reducir su déficit. s

En una entrevista publicada hoy por el rotativo francés Le Monde, Blanchard reafirma la decisión de S&P puesto que en su opinión "Estados Unidos no tiene un plan creíble a medio plazo para reducir su déficit presupuestario". En la misma se mostraba también el consejero delegado de Dif Broker, Paulo Pinto, que aseguraba hace tan sólo una semana que "la situación de Estados Unidos es la peor de todos los países. Pero su ventaja es que emiten la moneda de su propia deuda, es decir, ellos pueden imprimir papel para pagar su deuda". Cabe recordar que la Reserva Federal ha comprado el 70% de la deuda nacional.

Blanchard considera, además, que el acuerdo alcanzado entre demócratas y republicanos destinado a limitar el gasto público no es suficiente. El jefe economista del FMI insiste en "tomar decisiones concretas", aunque reconoce que la propuesta presentada por gobierno de Obama del pasado 13 de abril "va por buen camino".

No obstante, en Europa también existen muchas cosas que mejorar. De momento, Blanchard señala que los países de la periferia de la zona euro deberían centrarse en mejorar sus productividad o en moderar los salarios, o incluso aunar ambas iniciativas, para que sus economías se recuperen.