Fitch valora que los cambios legislativos introducidos en España mejoran el marco para suscripción de las emisiones de cédulas hipotecarias realizadas por bancos y cajas de ahorros, que se suceden en los últimos meses. "El marco legal y regulatorio en España que gobierna la emisión de cédulas hipotecarias permite cercar la totalidad de la cartera hipotecaria en beneficio de los tenedores de cédulas hipotecarias", argumenta la agencia de calificación crediticia. La promulgación de la ley hipotecaria en 2007 y el posterior decreto de abril de 2009, junto con la ley de insolvencias de 2003, sientan el marco básico para la emisión de cédulas respaldadas por hipotecas, indica Fitch.