Fitch Ratings rebajó hoy la calificación como emisores de deuda a largo y corto plazo de las cajas españolas Caixa Catalunya, Caixanova y Caixa Galicia debido al impacto de la crisis en la economía española, informaron las entidades a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). En concreto, Fitch ha situado el rating a largo plazo de Caixa Catalunya en 'BBB+' con perspectiva 'estable', desde la calificación 'A' con perspectiva 'negativa', mientras que recortó la de corto plazo de 'F1' a 'F2'. 
Esta rebaja se debe "al impacto negativo del fuerte ajuste de la economía española y el sector de la construcción en la calidad de los activos y la rentabilidad de las cajas en un contexto de una estrecha base de capital".

En el caso de Caixanova, rebaja su calificación como emisor a largo plazo a 'A-' desde 'A' con perspectiva 'negativa'. La deuda a corto plazo la sitúa en 'F2' desde 'F1'. La agencia destaca en su informe el fuerte posicionamiento de Caixanova en su mercado, junto con una gestión proactiva y una fuerte base de depósitos minoristas.

Para Caixa Galicia, Fitch sitúa la calificación a largo plazo en 'BBB+' con perspectiva 'estable', desde 'A', debido al "brusco deterioro de la economía española", mientras que recortó la de corto plazo de 'F1' a 'F2'.

La agencia de calificación indica que "la economía y el mercado residencial españoles han experimentado un ajuste brusco, mayor al inicialmente previsto, que se ha visto afectado por el trastorno continuo de los mercados financieros internacionales y la recesión global". Además, Fitch constata "los avances perceptibles" logrados por la entidad a la hora de reducir la concentración de riesgos, gestionar la liquidez, la calidad de los activos y los niveles de capital.