La agencia de calificación crediticia Fitch ha rebajado el 'rating' a siete series de bonos emitidos de un fondo de titulización de activos hipotecarios del Santander. Fitch ha revisado a la baja la calificación de diversos bonos de la serie A desde 'AAA' hasta 'A+', y les ha asignado un pronóstico negativo, al tiempo que ha recortado los 'rating' de la serie B desde 'AA-' hasta 'BBB+', también con pronóstico negativo.
La agencia ha bajado los 'rating' de la serie C del denominado 'Fondo de Titulización de Activos Santander Hipotecario' (desde 'BBB+' a 'BB-'), así como los de la serie D (desde 'BB' hasta 'CCC') y de la serie E (desde 'B' hasta 'CC'), aunque ha confirmado la nota de la serie D en 'C', según el comunicado remitido por la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores(CNMV).

El "continuo deterioro" del comportamiento de los activos que sustentan la titulización hipotecaria, sobre todo los correspondientes a dos tramos a causa de créditos que superan un determinado nivel en cuanto al precio de compra de la vivienda (loan to value) justifican esta decisión, según Fitch.

El recorte del 'rating' también se explica por "el elevado número de prestamistas inmigrantes que se han visto afectados por desfavorables condiciones económicas tales como el desempleo", dice. La agencia insiste además en que el recorte de las calificaciones refleja el deterioro del mercado inmobiliario en España.

Según los datos que maneja la agencia de calificación crediticia, los precios de la vivienda en España caerán entre un 25% y un 30% respecto a los que llegaron a marcar en el momento más boyante del mercado inmobiliario.

En este sentido, la agencia también subraya que los retrasos en los cambios de propiedad de las casas afectarán más negativamente sobre los niveles de recuperación de impagos que si las propiedades se venden con más rapidez.

MAYOR MOROSIDAD.

Según la analista de Renta 4 Nuria Álvarez, la decisión de la agencia de calificación crediticia podría responder a los efectos de una mayor tasa de morosidad sobre la calidad crediticia de las hipotecas que respaldan este fondo de titulización de activos del Santander.

Los bancos han llevado a cabo últimamente muchas titulizaciones respaldadas por créditos hipotecarios, y en el momento que la tasa de morosidad de esas hipotecas sube por encima de determinada referencia, existen unos límites por los que el 'rating' de la emisión peligra o se rebaja, explicó Álvarez a Europa Press.

A su parecer, este cambio de la calificación pone de manifiesto el deterioro de la situación económica general y su impacto en las mayores dificultades de los consumidores para hacer frente a sus obligaciones financieras, lo que se traduce en una mayor tasa de impago, en este caso del Santander.

En este sentido, la analista de Renta 4 incidió en que esta rebaja de calificación de bonos de titulización hipotecaria del Santander no reviste peso suficiente como para afectar negativamente la cotización bursátil del banco que preside Emilio Botín.