La agencia de calificación crediticia Fitch mantuvo hoy en 'A+' (mejor nota dentro de la calidad buena) a largo plazo y en 'F1' (calidad superior) a corto plazo los 'rating' de Red Eléctrica de España (REE), tras constatar "su posición de casi monopolio en la red eléctrica de transporte de electricidad en España y su papel clave en la salvaguardia del suministro".
Para la agencia, el gestor técnico de la red eléctrica disfruta de un "negocio de bajo riesgo, fuerte rentabilidad y una trayectoria de buena eficiencia operativa". Sus ganancias son "predecibles" y su capacidad de flujo de caja, "estable", añade.

"Pese a que el entorno regulatorio es menos maduro que en otros mercados europeos, sobre todo el británico, cuenta con varios aspectos que Fitch considera generosos, entre ellos la capacidad de la compañía de seguir recibiendo un retorno de inversión por activos que están depreciados", afirma la agencia de calificación, antes de recordar que las infraestructuras anteriores a 2008 se benefician de una fórmula con retribuciones crecientes.

Por otro lado, considera que el plan estratégico de la compañía para el periodo 2009-2013, que incluye 4.000 millones de inversión, tendrá como resultado el mantenimiento de los ratios de deuda.

Si bien el plan se ajusta al perfil crediticio de REE, le da poco margen para "adquisiciones basadas en deuda". En este sentido, advierte de que la compra prevista de redes de transporte a Endesa en los territorios extrapeninsulares "pondrá presión" sobre el 'rating' de REE.