La agencia de calificación Fitch Ratings considera que España, Francia y Reino Unido son los tres países entre aquellos que cuentan con la máxima nota crediticia ('AAA') en los que el ajuste fiscal reviste mayor urgencia, aunque la entidad mantiene en los tres casos la perspectiva 'estable' sobre su 'rating', lo que aleja a corto y medio plazo el riesgo de una rebaja del mismo.