Alemania, Francia, Países Bajos, Finlandia, Luxemburgo y Austria. Son los únicos países que mantienen la "triple A" de solvencia y las que ocuparían el núcleo de la Europa a dos velocidades propuesta por Finlandia.

El ministro finlandés de Asuntos Europeos, Alex Stubb, ha propuesto este jueves una eurozona a dos velocidades en la que los países con máxima calificación de solvencia (triple A) ocupen el núcleo, mientras que el resto, como España, pierdan influencia en la toma de decisiones.

En la actualidad, los países que mantienen la máxima nota en la eurozona son Alemania, Francia, Países Bajos, Finlandia, Luxemburgo y Austria.

Finlandia, el único país que acordó con Grecia que le avalase por separado sus préstamos del rescate, rechaza la creación de eurobonos como respuesta para la crisis de deuda y defiende sanciones más duras a los países con déficit excesivo: Incluso la pérdida de control sobre sus presupuestos en beneficio de la Unión Europea.

Stubb ha defendido finalmente simplificar la estructura institucional de la Unión Europea y la eurozona, que según sus cálculos cuentan con siete diferentes presidentes, y hacer que el presidente del Consejo Europeo sea al mismo tiempo el de la Comisión y el del Eurogrupo.