La compañía de ingeniería y energía Fersa Energías Renovables anunció el viernes que su beneficio neto creció un 53% en 2008 gracias al fuerte incremento de la cifra de negocios. El beneficio neto de Fersa alcanzó los 2,3 millones de euros al cierre del ejercicio, frente a los 1,5 millones de euros de 2007. La facturación de la compañía creció un 169%, hasta 20,4 millones de euros. El resultado de explotación se situó en 4,9 millones de euros, frente a los 1,6 millones del año anterior. Fersa se dedica a generar electricidad a partir de fuentes renovables, principalmente energía eólica, pero también solar, biogás y biomasa.