Esta autopista recorre, a su paso por Polonia, 670 kilómetros desde la localidad de Zgorzelec hasta la frontera con Ucrania. La totalidad de la vía, que forma parte de la carretera internacional E40, estará concluida en abril de 2012.

En el marco del proyecto, el consorcio hispano-polaco construirá un tramo de 25 kilómetros entre Jaroslaw y Radymno, y el enlace de Radymno. La construcción seguirá los parámetros de una autopista de peaje.

El proyecto contempla el diseño y la construcción del tramo. Las obras incluirán dos calzadas de dos carriles, áreas de peaje, mantenimiento y servicio, pasos transversales, carreras de acceso y trabajo relacionados con el drenaje, protección del medio ambiente y la seguridad del tráfico.

Budimex, filial de Ferrovial desde 2000, ha firmado este año dos importantes contratos por un importe conjunto de 2.450 millones de euros, ambos para la construcción de infraestructuras viarias.