El fabricante italiano de automóviles deportivos de lujo Ferrari cerró el pasado año con un beneficio operativo de 245 millones de euros, lo que supone un descenso del 28% respecto a las ganancias de 341 millones de euros contabilizadas en 2008, anunció hoy la empresa. El presidente de Ferrari y del grupo Fiat, Luca Cordero di Montezemolo, indicó que la empresa obtuvo los mejores resultados posibles ante la adversa situación económica, y auguró un 2010 "muy difícil", ya que las primeras señales de recuperación no llegarán hasta el próximo otoño.