Unión Fenosa ha cerrado un acuerdo con Corporación Financiera Alba para venderle el 10% de Indra por un importe cercano a los 246,2 millones de euros. Además de esta operación, la eléctrica ha emprendido un proceso de colocación privada entre inversores cualificados de otro 3,013% de Indra, o de 4,94 millones de acciones. Esta desinversión ha sido encargada a JPMorgan.

Con la compra del 10%, que equivale a 16,41 millones de acciones y que se ejecutará a un precio unitario de 15 euros, Alba se convierte en el segundo accionista de Indra, por detrás de Caja Madrid, que cuenta con un 20%, y pode delante de Barclays (5,14%), de Cajastur (5%) y de la propia Unión Fenosa (5%).

Por su parte, Unión Fenosa emprende un proceso de desinversión parcial en una compañía en la que controlaba hasta la fecha un 18,01% del capital social.

La eléctrica, que se encuentra en pleno proceso de fusión con Gas Natural, ha informado en un comunicado de que su objetivo es mantener una participación estable del 5% en el capital social de Indra y, con ello, reafirmar la relación industrial que mantiene con la empresa.

De hecho, la eléctrica cita como prioridad estratégica la necesidad de dotarse de herramientas tecnológicas y de los sistemas de operación adecuados para realizar la integración entre Gas Natural y Unión Fenosa. En este ámbito, a Indra se le considera un "proveedor esencial".

La operación ha sido realizada, según explica la eléctrica presidida por Salvador Gabarró, para reducir el nivel de endeudamiento de la compañía. Como parte de la compra de Unión Fenosa, Gas Natural se comprometió a vender activos por 3.000 millones.

COLOCACIÓN ACELERADA


Del 3% adicional que Unión Fenosa venderá en el mercado, el colocador buscará en exclusiva a inversores cualificados residentes en España e inversores cualificados en el extranjero, y para ello realizará una "colocación acelerada" que se iniciará hoy y que tendrá una duración no superior a los dos días hábiles.

Una vez finalizada la colocación, Unión Fenosa hará público el precio de venta final de ambos paquetes de acciones, el número de acciones de Indra transmitidas y su participación final en dicha sociedad.

ALBA EN INDRA

Por su parte, Alba justifica en una nota remitida a la CNMV la inversión en Indra recordando el valor estratégico de esta compañía y su capacidad para prestar un buen número de servicios tecnológicos. Indra, recuerda, facturó 2.380 millones el año pasado, tiene una capitalización de 2.570 millones y cuenta con presencia en más de 100 países.

La participación en Indra, indica, es la tercera mayor inversión de Alba en sociedades cotizadas, sólo por detrás de ACS y de Acerinox. La corporación indica que con la inversión mejorará la diversificación de su cartera.