FedEx elevó el lunes por la tarde sus proyecciones de ganancias para el trimestre en más del 10% debido a reducciones de costos y a la demanda de Asia y América Latina, entre otros factores. "Hemos estado diciendo que FedEx es una jugada sólida en lo que se estima será un período más robusto que lo esperado para los envíos aéreos de paquetes a medida que los inventarios industriales y minoristas comienzan a repuntar de sus mínimos extremos alcanzados previamente en el año", señaló Justin Yagerman, analista de Deutsche Bank, en una nota a clientes.