FCC se ha adjudicado en Reino Unido un contrato de recogida de residuos urbanos domésticos y su posterior tratamiento para obtener energía eléctrica por un importe de 21 millones de libras (23,47 millones de euros).