El presidente de La Caixa, Isidro Fainé, confió hoy en que este año 2009 se produzca el "punto de inflexión" de la crisis económica, que calificó de "global" y "de caballo", pero que tendrá que resolverse porque todas las medidas e inyecciones de liquidez que se están produciendo "tendrán que salir por algún lado". Durante la firma de un convenio entre la Comunidad de Madrid con La Caixa, al que asistió junto a la presidenta, Esperanza Aguirre, Fainé esperó que se produzca "este año" el "punto de inflexión" porque, en primer lugar, cada vez se ve más gente que con la actitud de "rebelarse contra la crisis" frente a los que sólo "hablan" de ella, y en segundo lugar, por las medidas financieras adoptadas, los déficits fiscales y la bajada de tipos de interés. "Toda esta cantidad de dinero que se está volcando, por algún lado tiene que salir. Yo confío en que a lo largo de este año tengamos el punto de inflexión, no que salgamos de la crisis, pero sí que se pare la caída", apuntó.