Acompañadas por un volumen de negocio creciente, las dos grandes petroleras que pertenecen al Dow Jones Industriales ceden posiciones después de aproximarse a los máximos anuales.

Acompañadas por un volumen de negocio creciente, las dos grandes petroleras que pertenecen al Dow Jones Industriales ceden posiciones después de aproximarse a los máximos anuales, 88,23 para el caso de Exxon Mobil y 109,94 para Chevron Texaco. La razón, el desplome del precio del petróleo la semana pasada tras la acumulación de varias sorpresas negativas en los indicadores adelantados macroeconómicos (ISMs y PMIs de servicios) en diferentes áreas económicas que comienza a hacer dudar de la actual fase del ciclo económico.

El movimiento deriva en la pérdida de los niveles de soportes más próximos, los mínimos de abril de 2011 y viene acompañado, además de por un volumen significativo, por divergencias bajistas en los osciladores técnicos clásicos (ver MACD en el gráfico inferior). Signos de debilidad en el precio que dejan a las compañías sin soportes hasta 78,80 en Exxon y hasta 97,60 en Chevron, en torno a 6 puntos porcentuales sobre los precios actuales.

Exxon Mobil gráfico diario




Chevron Texaco