Exxon Mobil prevé que la demanda mundial de petróleo, gas natural y otros combustibles aumente un 35% en 2030 respecto a 2005.


Exxon Mobil prevé que la demanda mundial de petróleo, gas natural y otros combustibles experimente un aumento del 35% en 2030 respecto a 2005.

Este incremento de sus previsiones se relaciona con el crecimiento de la demanda de los países en desarrollo que aumentará un 70% en 2030.