De nuevo los principales índices del viejo continente comienzan la sesión con tono mixto. A las subidas del FTSEMib del 0,3% - 23.884 puntos – le contrarrestan el ersto de índices: el FT-100 cede un 0,21% hasta los 7.731 puntos; el Eurostoxx50 se deja un 0,3% en la apertura, hasta los 3.580 puntos, mientras que el CAC-40 descuenta un 0,2% hasta los 5.608 puntos. El euro escala posiciones frente al dólar, hasta las 1.1820 unidades, con un barril de crudo que sigue su ascenso hasta los 78,60 dólares el tipo Brent.

Hoy los mercados europeos se enfrentan a una sesión con una agenda macro muy liviana y con poca representación de resultados trimestrales de relevancia. Por el contrario, sí contaremos con los comentarios de varios miembros de la FED estadounidense, Mester Kaplan y Brainard, a lo largo de la sesión, que los inversores tomarán en cuenta para dibujar su escenario de próximas subidas de tipos. En este sentido, la evolución de la renta fija será una de las referencias a seguir hoy en los mercados al igual que lo será el precio del crudo. En lo que respecta al euro, tal y como dice Juan Ignacio Crespo en su Boletín diario reconoce que al euro se le ve con poca fuerza “prendido con alfileres”. Ayer la diferencia entre la rentabilidad de la deuda pública de EEUU y la de Alemania a 10 años alcanzó los 249 puntos básicos (2,49%). “desde 1989 hasta este año, el diferencial USA-Alemania no había pasado nunca de 154 puntos básicos tanto en períodos de debilidad como de fortaleza del dólar contra el euro”, recuerda Crespo.  ¿Qué significa todo esto? Que la divergencia de tipos de interés entre EEUU y Alemania está en uno de sus extremos conocidos y que hay que remontarse a la primera mitad de la década de los años 1980s para encontrar una divergencia superior. (…) Esto da una idea de lo anómalo de la situación actual que, como entonces, debería corregirse gradualmente. ¿Con una subida de tipos de interés de la deuda alemana o con una bajada de la de EEUU?.  Probablemente, con ambos a la vez.

Sin dejar Europa de lado, ayer el vicepresidente de la Comisión Europea, Valdis Dombrovskis advirtió al nuevo gobierno de Italia que debe continuar cumpliendo la disciplina fiscal y reduciendo la deuda pública del país. Dijo que era importante que Italia se mantuviera fiel al programa de reducción de su déficit presupuestario y la deuda pública y que “es un importante factor de riesgo y un lastro para la economía”, recogen los expertos de Link Securities. Por su parte, la canciller alemana, Angela Merkel, anunció ayer en la cumbre de la Unión Europea que está dispuesta a debatir la reducción de las barreras comerciales con EEUU aunque solo de mantea recíproca si dicho país no impone aranceles a la importación de metales de la UE. Mientras, Emmanuel Macro, presidente de Francia, indicó que Europa intentaría proteger a sus empresas que hacen negocios con Irán de las sanciones de EEUU.

Dentro del Eurostoxx 50 cotizan a la baja los títulos de Vivendi después de anunciar ayer al cierre sus resultados del primer trimestre y mejoró su volumen de negocio un 16% respecto al mismo período de 2017 impulsado por la compra de Havas.  En total obtuvo una facturación de 3.109 millones de euros de los 482 millones los aportó Havas tras se adquirido en 2007. La acción se deja un 2,11% en los primeros minutos de negociación, hasta los 22,72 euros.

Las subidas en el índice europeo son para Ahold, que supera el medio punto porcentual de subida, Eni y Deutsche Bank  con subidas de algo más de seis décimas.

En el DAX,  los valores que más se mueven en la sesión, caídas para los títulos de BMW que se dejan más de un 4% en los primeros minutos de negociación, hasta los 89,305 euros  Le siguen las acciones de Deutsche Telekom, que ceden más del 4%, y SAP que apenas cede punto y medio porcentual.

Continental se coloca en la parte alta de la tabla del DAX con subida de algo más de medio punto porcentual seguido de los títulos de Fresenius y Adidas.